San Luis Río Colorado, Sonora (Abril 24 de 2019).- Las ladrilleras representan un serio problema de salud, indicó Pedro Torres Rivera, titular de la Dirección de Salud Pública Municipal, ya que la causa principal no es la arcilla con agua (que es el material que contiene el ladrillo), sino los combustibles con que los cuecen y hornean, como plástico, llantas, etcétera.

Dijo que el humo que se genera por la quema, causa efectos tóxicos por los óxidos, residuos de carbón y otras partículas dañinas, las cuales provocan enfermedades, sobre todo en los niños, que serían de tipo pulmonar como el asma, Infecciones Respiratorias Agudas (IRAS) y cáncer.

Torres Rivera comentó que es difícil dar un número de afectados por el humo de las ladrilleras, ya que sólo se puede obtener esa información por seguimiento epidemiológico en los niños y personas que viven cerca, pero esa contaminación ambiental aflige a la población.

Es necesario, comentó, que los productores de ladrillo que aún no se reubican lo hagan por conciencia ambiental y salud de ellos y la población en general, pero sobre todo por los niños.

Son alrededor de 90 ladrilleras en la mancha urbana, mientras que 60 de ellas se han mudado a la zona aledaña a la Planta Tratadora de Aguas Residuales (PTAR), para realizar su labor adecuadamente.